martes, 16 de febrero de 2010

Cuarto menguante…

Estoy aterrorizado, esa es la verdad. Como cuando a un perro callejero le ofrecen vivir en la comodidad de una casa y se agazapa en un rincón esperando para que abran la puerta y salir huyendo.

No estoy acostumbrado a lo bueno de la vida y tengo miedo de perderlo, por eso me aferro a este momento, a estos sueños y a estas nubes que quizá se llevará el viento.

Estoy aterrorizado, esa es la verdad y no sé qué hacer con este corazón tan palpitante, tan furioso que se quiere salir, que se quiere detener en este momento para inmortalizar el torrente de emociones que siente.

Quiero salir corriendo y vivir en el egoísmo al que estoy acostumbrado, a mis noches de fiesta, de drogas y sexo con extraños, ahí me sentía seguro y no vulnerable como ahora.

Estoy aterrorizado, esa es la verdad y sé que me estoy entregando en charola de plata pero ¿qué más da? Así es como estoy acostumbrado a vivir sintiendo cada cosa, cada momento, juntando y amagando recuerdos que se convertirán en tesoros de eternidad.

Me duele aquí, señor don apóstol – le dijo Sacramento a Pajabrava, hundiéndole el índice en el costado izquierdo debajo de la tetilla -. Aquí, mire, justo aquí me arde como un demonio. Usted que sabe tanto, ¿me puede decir por qué cuando pienso en cierta muchacha me duele de tal manera el corazón?

-Para eso te lo pusieron en el pecho- lo instruyó Pajabrava-. Según le reveló Yahvé a Samuel, el corazón es el órgano del dolor y del amor, que son una sola y misma cosa. Dicen que cuando se ve abrasado en llamas es señal de fervor divino y que cuando va atravesado por una flecha quiere decir que está arrepentido. Si anda herido de cuchillo es que soporta una de las pruebas extremas a las que somete la vida; si está chuzado por espinas es que aguanta tormento por un amor humano y si sangra es porque lo han abandonado. * La Novia Oscura, pag. 313.


Estoy aterrorizado, esa es la verdad como cuando hay cuarto menguante de la luna y yo menguo con ella y hoy sé que mi corazón anda herido de cuchillo y está coronado por espinas.






8 comentarios:

Jaime Rivera dijo...

Miedo al compromiso, ¿no? Tómate un par de pastillas de ¨calmex¨ y se te pasa pronto.

alex dijo...

Tranqui hombre, tienes ahí todo delante tuya para ser feliz, ya lo veras.

Un beso cielo

Xim dijo...

O sea, que todavía dura la cosa, no te preocupes, pronto se estropeará!!!
quizás unos días más y...

Besotes

Xim

RANGERLAWYER dijo...

hoy no te cambio por mi...! es mejor que sepas cuanto siento...! pierdo porque tengo en cuenta mas de lo que debo...

porque quiero... abrirme a los extraños, hundirme en cada paso...
como el agua... tan lejos de ti...

te vi... perfecto...inundas lo demas... me haces sentir...a demas me haces sentirte aqui...

hoy sin dejar de estar mal, pido algo ajeno, cuento tiempo, pierdo hasta lo que no tengo, desde cuando te quiero...

"hoy no" -entre rios- album "idioma suave"

Kike Sorroche dijo...

Me quedó con lo de las fiestas, drogas y sexo con extraños.
Jijijijijiji, eso es vida!!!!!!!

Raúl Zepeda dijo...

Schopenhauer decia en su ensayo "El dilema del erizo" que el conocer a alguien es naturalmente el acercamiento para que en un futuro consume la unión.

Los erizos, por sus picos, pueden herirse, pero hay algo seguro, si quieres a alguien, es la oportunidad para sentirte desprotegido de esa persona.

Como te lo aconsejan aca arriba, tu tranquilo.

Nano dijo...

Bueno, bueno...
Si no quieres, no quieres... no fuerces las cosas, ps... Pero que tus miedos no echen a perder algo bonito y quiza te des cuenta que algo realmente bonito puede estar a tu alcance, si le echas ganas...
saludos
Nano

HMGN dijo...

hola chico yeye como estas buen post me gusto pero mira la vida es un goce tu vive