martes, 17 de marzo de 2009

Foco color violeta...

La que nunca será.

El Salón es tuyo,
El baile, los ojos…

Qué más da que mientas si nunca nadie
Sabrá la verdad…

Qué más da mentir,
Si todo lo podemos
Ocultar en un halo
De luz violeta.

Ahoga la sucia luz de burdel
Al blanco, que es el color del amor.

Son las postales al final de cuenta,
Y es la nieve la que roba la sonrisa.

Es lo que eres una bendita mentira,
Sucia y soberbia, bruja encantadora.
Puta al fin y al cabo.

¿Por qué ese afán de hacerte la posible?
Si sabes que eres la que nunca será.








La Novia Oscura, sin duda es uno de mis libros favoritos, lo puedo leer y reeleer encontrando mil y un mundos encerrados precisamente en una puta. Cuántos mundos habitarán en ti o en mí... no sé.

Por mientras puedo decir que mi fascinación por los corazones de latón viene después de haber leído este libro.

Altamente recomendable para viajes largos en transporte público, o si decides ir a Guanajuato por camión (insoportable).

También se recomienda mientras haces fila para pagar tus deudas.

2 comentarios:

Martinsísimo dijo...

Lo tendré que comprar.

Pável dijo...

Acto 1: Comprar el libro.

Acto 2: Comprar un boleto a un lugar lejano, Guanajuato, por qué no.

Acto 3: Beberme el libro en el camino, mientras me bebo a las putas, las luces de los burdeles y una dosis admisible de corazones latonados.

El cuarto acto es sorpresa.