viernes, 21 de enero de 2011

De amores perdidos, de depresión y… tiempo transcurrido

Hoy, después de 4 años, he terminado una de las relaciones más significativas en mi vida. Le he dicho adiós para siempre; traté que fuera de la mejor manera posible, que no hubiera odios ni rencores, creo que fallé.

Después de 4 años la gente se acostumbra a lo mismo, piensas y actúas en automático… la magia se pierde, la gente se cansa.

Todos me dijeron, tienes que celebrar… por fin eres libre, por fin tu vida cambiará y tendrás un poco de calidad de vida. Todos dice que me liberé de algo, yo siento que lo perdí.

Estoy en depresión post… pues la verdad no sé post qué pero estoy muy triste.

Un maestro hace muchos años me decía que para que el ser humano esté bien deben de estar bien sus tres mundos: el sentimental, el laboral y el personal. Hoy algo se quebró en mi mundo laboral.

Sigo trabajando en el mismo lugar y… con la misma gente, sólo que dejé una de las cuentas más importantes de la empresa. Mi cuerpo ya no daba más, mi vida misma ya se había quebrado. Un buen día me puse a llorar como un bebé y había entendido que algo estaba muy mal, no podía ser que un trabajo y la relación con una persona (cliente) me afectara tanto.

Creo sin lugar a dudas que tengo el complejo de Estocolmo porque me enamoré de mis captores.

Mi cliente era muy difícil, grosero a veces, exigente pero a final de cuentas MI CLIENTE. Hoy lo veo como algo lejano, algo dentro de mí se alegra pero en general estoy muy triste.

La parte que se alegra dice, por fin vamos a dejar de levantarnos a las 4 de la mañana, por fin dejaremos de tener sueño todo el tiempo, por fin vamos a crecer más y hacer más cosas… pero la parte triste dice: “Ya no tendremos madrugadas de luna llena, ya no tendremos ciudad en llamas a la salida del sol, ya no tendremos la adrenalina de las 7 de la mañana… ya no habrá más, ya no”.

Para mí empieza un reto más fuerte, vienen más cuentas, más proyectos, más clientes y más horas de oficina. No queda más que crecer, más que evolucionar… es la regla de la vida. Hoy levanto mi cerveza y veo entre la botella a un Uriel que se ha ahogado.

Salud entonces.



4 comentarios:

Borrego Corazòn de Pollo dijo...

Mi hermoso yeyè!!
Vaya q es un milagro pero grato gusto volver a leerte.. en verdad se te extrañaba!! (al menos YO te extrañaba) .. Aunque me hubiera gustado leerte en otra manera, en otra situaciòn.. pero se q eres fuerte y saldràs adelante, te quedan muchas cosas aùn..

Aquì estarà tu borre siempre q la necesites.. y en 1 mes te darà un mega abrazote.. (: te quiero!!

Conejitocisne dijo...

Todas las despedidas cuestan. Pero a veces es mejor así.

Kenyon dijo...

dios mio, que vida esta mas complicada, pero bueno,,,, todo tiene su principio y su fin... abrazos querdio chico yeye..

Cristina dijo...

Hola

Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

Suerte con tu web! :)
Cristina