miércoles, 14 de octubre de 2009

YO SOY LA FIESTA!!!

No sé si es cuestión de la edad, si sean las hormonas… más bien, no lo sé. Cuando se trata de fiesta, me pongo muy mal ¿si saben? Ese beat que no te deja tranquilo, que te pone ansioso.

Siempre que he sentido esa ansia de salir, de hablar, de bailar, de sonreír me enloquezco, no hay nada que me detenga. Envío mensajes miles preguntando quién tiene fiesta y me lanzo.

Recuerdo que antes llenaba donde dice ocupación en mi “Hoja de vida” con la frase: “Cotorreo de tiempo completo”.

¿Seré adicto a la fiesta? Porque no se trata de bailar, ni de charlar, ni de beber o fumar o de simplemente sonreír. Es todo el paquete, si uno de estos elementos falta pues simplemente fue mala fiesta.

No saben que envidia le tengo a los que se dedican a organizar fiestotas. Recuerdo que uno de mis lugares favoritos era “El Séptimo piso”. Les platico un poco de ese lugar, era una azotea acondicionada como un campo de tiro de golf; desde ahí se veía chula la ciudad y el lugar era enorme, vaya, la azotea pues.

La cerveza era muy barata y siempre había fila para entrar. Ya saben no faltaba el gorila que según decide si entras o no. Pero bueno YeYé siempre ha sido YeYé así que me pasaba de largo y me decían ¿a dónde vas? Y yo pues al Séptimo Piso ¿qué no? Y me decían no, espérate… y yo, o sea nene, me están esperando, ja! Y como por arte de magia se abrían las puertas. Niños todo está en la actitud, y no le den soborno a esa gente asquerosa.

De la fiesta amo todo, el llamar a los cuates, el decir: Wey, hay party en el Virreyes, toca la Puñeta Cabrona, sí wey el grupo del novio de Irery, claro, o sea nene es la fiesta!!! Vale, te topo allá.

Luego viene escoger la ropa y pues claro la ropa depende de la ocasión… Si claro, por lo regular siempre visto igual unos jeans, una playera y una sudadera… unos tennis locochones y nada más.

A veces hay precopeo, ya sabes se queda uno de ver antes con amigos para llegar entonados a la fiesta (medio borrachos), bueno la verdad me estoy engañando, siempre hay precopeo y lo peor es que es en mi casa, jejeje.

Luego pues el traslado y la llegada a la party. Ya sabes, nunca llegues temprano y saluda a todos los que conozcas y claro a todo su sequito aunque no los conozcas trátalos como si los conocieras de toda la vida. Sonríe, se luminoso y lindo (nunca sabes con quien terminarás la borrachera y es mejor hacer amigos que enemigos).

Te diría que lo ideal es no tomar demás y retirarte temprano. Pero yo siempre termino borrachísimo y tomando un taxi a las 10 de la mañana. También es muy importante que no te dejes seducir por los taxistas, se aprovechan de la gente bella, luminosa, linda y borracha.

Y bueno, el final… la cruda, lo que yo siempre hago es simplemente no dejarla llegar.

Pues sí… creo que soy la fiesta, amo la fiesta.

Les dejo un video de Porter (que me caga) en el Septimo Piso y a los Black Eyed Peas con esta rola que explica un poco lo que les digo.





7 comentarios:

alex dijo...

Yo para las fiestas soy un poco especial, porque si bien me gustan, prefiero un lugar donde se pueda charlar y hablar, o no cambiarnos de sitio. Pero eso si, prefiero otras cosas antes que una fiesta total.. jejej

Besos cielo

Léo dijo...

Dónde queda ese lugar "7mo piso" ahh estoy tan out me siento pueblerino jaja.

Borrego Corazòn de Pollo dijo...

Yo tambièn soy taaaaaaaan fiestera!! .. totalmente de acuerdo en q todo esta en la actitud, fijate q tantas veces me han dicho q les encanta mi cara de 'maldita/perra' cuàndo la hago... ja!!

Un besote..

Jaime Rivera dijo...

A mí me gustan cierto tipo de fiestas a las que llamo reuniones. Me gusta que haya música, pero no demasiado fuerte. Bailar no me molesta, pero tampoco es necesario. Hablar es lo que me fascina. Si hay alguien con buena plática, que siga la fiesta por horas y horas. Si se bebe algo rico y quizás se fuma (dependiendo del grado de alcohol es mi antojo por fumar) pues no está mal, pero tampoco es requerido.

Iván dijo...

No envidies a los que organizan fiestas, ellos terminan odiandolas, porque es mucho trabajo y desgaste.
Yo me he vuelto muy quisquilloso con eso de las fiesta, tantos años aguantando borrachos mano largas jajaja no pues asi las cosas se ven diferentes.
ahora con el rollo de la moda a veces tengo que ir a 4 o 5 fiestecitas en una noche y pues despues de un rato te cansas, por eso ya solo llego, saludo, las fotos, me hago notar un poco y huyo a la siguiente, para irme a mi casa lo mas rapido que se pueda jajaja.
Yo creo que lo tuyo realmente seria poner un bar o un antro chico como esas cantinas gringas, asi siempre tendrias fiesta, serias el perfecto anfitrion y hasta dinero ganarias

Borrego Corazòn de Pollo dijo...

Cuàndo pasas a mi blog a firmar? ):

LieN~Boy dijo...

suele suceder! hahaha ami tambien me gustan las fiestas! sobretodo sonreir toda la noche y si no sonrio entonces no fue una buena fiesta, tu no te preocupes que vida nomas ay una y tienes ke disfrutarla hahaha...